Asociación de Vecinos Barrio de la Peña

Un año después seguimos funcionando

Asociación de Vecinos del Barrio de la Peña

Acabamos de cumplir un año como Asociación de Vecinos. Un año lleno de inquietud donde se han planteado y reivindicado muchas necesidades que el barrio de la Peña padece. Muy pocas se han conseguido, es cierto, pero ya saben las autoridades que nos sentimos abandonados y que no aceptamos esta situación.

 Larga fue la lista que entregamos al Alcalde de las necesidades que te- nemos. Agradables son siempre las respuestas que nos da. Pero a nosotros las sonrisas y las palmadas en el hombro no nos gustan. Queremos hechos. 

 Un año da para mucho, y solo se nos ha atendido para ir a peor. Nada de limpieza, nada de local, nada de los olores, nada de contenedores, nada de asfaltado, nada de bancos, nada de alumbrado, etc., etc.

 Solo dos han sido las reivindicaciones atendidas. Las escaleras construidas y la limpieza de la pista de deporte. De lo demás, nada de nada.

Toca pues seguir trabajando para hacer realidad más pronto que tarde un barrio mas digno. En ello estamos, a pesar de la impotencia de sentirnos ninguneados por el Ayuntamiento. Si piensan que vamos a desistir, van dados. La Peña somos todos y la vamos a defender.

Se pudo hacer mejor, pero no han querido.

Cuesta resbaladizaNo nos escucharon. Habíamos pedido una cuesta menos resbaladiza y menos empinada tras los accidentes sufridos por algunos mayores. Y nos han entregado una calle cortada sin seguridad y espantosa. Unas escaleras sin esmero y hechas para pobres, con escalones cada uno a una altura que se convertirán en un río el día que llueva. Los ciudadanos de la Peña nos sentimos dolidos y engañados. Sr. Alcalde: Esto no era lo que habíamos hablado. Para mentir váyase a África, allí al menos no lo conoce nadie.

 

Ni por arriba, ni por abajo.

Ni por arriba, ni por abajo

No les da vergüenza. Nos tienen acorralados en un recinto para animales. Salir de la Peña es una odisea. Por abajo los baches, la estrechura y las ratas. Por arriba, un muro colocado en medio de la cuesta al que llaman escaleras. Les importamos lo que vale una patata. Por eso nos tratan como lo hacen. Solo cuando necesitan los votos vienen sumisos y obedientes. Solo dos horas, cuando más, cuatro. En el Ayuntamiento deben saber que la Peña tiene seres humanos viviendo en ella. Exigimos mejor trato y atención. No queremos ruido, pero tampoco nos vamos a callar. Los baches rompen nuestros coches y nos impiden pasear por la carretera. Nos han dejado en un entorno donde ya no se puede ni respirar.

 

Condenados a vivir con la mugre.

Mugre

Cuando hablan de mejora de la calidad de vida no sabemos a que lugar se refieren. A nuestro barrio, la Peña, aún no ha llegado. Cuando en cualquier zona de Iznalloz se derrama o tiran fuera de los contenedores la basura, rápido el Ayuntamiento la recoge. En la Peña, no. Una imagen vale mas que mil palabras. ¿Desde cuando no han limpiado la zona de la foto? Seamos honestos. Nunca. ¡Igual es que el Ayuntamiento no se acuerda que existimos! Está claro, la Peña es un problema, no una barriada de la que se pueda presumir. Si nos quedamos sentados, hay mugre para rato. La única solución: educación y reivindicación.

 

Los olores que padecemos.

Es extraño que simples ciudadanos sepan de donde salen los olores que no nos dejan vivir en el barrio y las autoridades Oloresde Iznalloz lo ignoren. Esto es muy extraño. Por lo que más que ignorar lo que hacen es pasar de aquellos problemas que les dan dolor de cabeza. Ante el abandono manifiesto, la Asociación denunciará a Sanidad. Lamentable, pero no nos dejan otra alternativa. Está claro que para el alcalde somos ciudadanos de tercera o cuarta categoría.

Deporte para todos.

Este es el lugar por donde los niños de la Peña tienen que bajar si quiere llegar a las pistas de deporte. Gracias señores del Ayuntamiento. ¡Alguien se imagina si esto ocurriera en el campo de fútbol de Iznalloz! Que ingenuidad, verdad.

Deporte para todos

Entre todos mejoraremos nuestro barrio

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.