La empresa de suelo de Iznalloz tendrá que devolver 118.000 euros

Dos empresarios invirtieron esa cantidad en la compra de varias parcelas de un polígono industrial que nunca llegó a desarrollarse.

Vista del Poligono de EMUIZNA S.A.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Granada ha condenado a la empresa municipal de vivienda y suelo de Iznalloz (Emuizna) a devolver a dos empresarios el dinero que entregaron en 2008 para adjudicarse varias parcelas en un polígono industrial que no ha llegado a desarrollarse, lo que les ha ocasionado un importante quebranto económico reconocido ahora por los tribunales.

En concreto, el magistrado Carlos Martínez Robles ha declarado resuelta la compra de las parcelas y ha condenado a Emuizna a devolver a los dos empresarios la suma de 118.992 euros y a indemnizarlos con 3.822 euros por los gastos generados para la obtención de préstamos.

Además, esas cantidades deberán incrementarse con los intereses legales devengados desde que se entregó el dinero hasta el momento en que se produzca el pago por Emuizna. El juez, que también condena en costas a la demandada, aclara que se tendrá en cuenta la diferencia entre los intereses legales y los comerciales, siempre más altos que los anteriores y que son los que han tenido que pagar los demandantes.

La peripecia de estos dos empresarios comenzó en 2008 cuando solicitaron a Emuizna, una sociedad de capital municipal al 100% y cuyo consejo de administración preside el alcalde Mariano Lorente (PSOE), la adjudicación de varias parcelas en la segunda fase del polígono industrial Iznamontes para la implantación de una industria de envasado de aceituna de mesa y aderezo de aceituna.

En octubre de 2008, se formalizó la reserva de compraventa por un precio de 115.000 euros. Los compradores solicitaron un cambio en las parcelas reservadas, aprobado en marzo de 2009, y en ese momento comenzó la espera a que Emuizna cumpliera con su parte del contrato

Según se recoge en los hechos probados de la sentencia, los compradores remitieron una carta al alcalde de Iznalloz en octubre de 2010 «haciendo saber la honda preocupación por los incumplimientos graves de la empresa municipal, a la que se habían entregado 118.992 euros, y que sin embargo no otorgaba escrituras ni delimitaba y entregaba parcelas o expedía facturas».

Meses después, ya en 2011, los empresarios remitieron una nueva carta a Emuizna solicitando la resolución del contrato de compraventa y la devolución de las cantidades entregadas con sus intereses, además de que respondiera por los perjuicios causados. El alcalde acatuccitano reconoció verbalmente los hechos pero aseguró que no había dinero para efectuar la devolución, razón por la cual pusieron el asunto en manos de los tribunales, representando sus intereses el letrado Mariano Vargas Aranda.

Incumplimiento grave

El magistrado considera evidente el «incumplimiento grave de Emuizna y la legitimidad de la resolución del contrato promovida por los compradores» y ciñe la discusión jurídica al importe de los daños y perjuicios causados por el citado incumplimiento. Los empresarios indicaron que al haber hecho un gran desembolso para comprar las parcelas finalmente fallidas se quedaron sin liquidez. «Como mantenían su negocio en régimen de arrendamiento -señala la sentencia- y en sus intenciones estaba el prosperar, compraron un local que han acondicionado para su empresa y cuyo precio han tenido que financiar en su mayor parte».

El magistrado estima una «evidente y lógica relación causal entre los perjuicios que dicen los empresarios y el incumplimiento de la demandada». El titular de Primera Instancia número 4 sostiene que si Emuizna hubiese devuelto inmediatamente el dinero, los demandantes no habrían necesitado pedir financiación ni implicar a sus progenitores como avalistas.

«Los demandantes tienen una evidente iniciativa empresarial a la que no hay que poner obstáculos ni retrasarla, por lo que la frustración del negocio celebrado con la demandada no debe implicarles más pérdidas de tiempo ni gastos para su legítimo desarrollo profesional, que se podían haber evitado con un correcto comportamiento de Emuizna».

Noticia extraida del diario Ideal de Granada.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.