Sigue funcionando el dedo

Nuestros jóvenes tienen que sufrir la vergonzosa actuación de tener que arrodillarse para poder obtener unos pocos días de trabajo

DedazoA nadie puede sorprender a estas alturas la actitud reincidente del Alcalde de Iznalloz en las colocaciones a dedo. El sabe que su dedo orientador es benefactor de su sueldo y por eso lo utiliza con sabia maestría. Un pueblo pobre y desesperado como el nuestro, donde más del 70% de los jóvenes menores de 30 años están en paro, y donde además se da la paradoja de que de las personas en edad de trabajar que son 3.726, entre hombres y mujeres, 805, contabilizadas, en realidad hay muchos más, están paradas, y tienen que sufrir la vergonzosa actuación de tener que arrodillarse, para que, con los impuestos de todos, el alcalde les dé cinco días de trabajo.  El solito ha creado la imagen de miseria que se observa en Iznalloz. ¡Hasta cuando! Aquí solo trabajan los simpatizantes o los afiliados al PSOE. La prueba está a  la vista de todo el mundo.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.