El punto de la discordia

El barrio del Molino la Puente ve como su situación empeora, agravándose aún más con la puesta en marcha de un Punto Limpio dentro del propio barrio

CementerioEl PIMOG lo advirtió el día que se presentó en pleno para su aprobación. Nos quedamos solos votando. Nadie entendía que el barrio del Molino la Puente necesita más respeto del que ha tenido hasta ahora. La colocación dentro de sus casas de un Punto Limpio era tanto como despreciar los intereses de todos y cada uno de los vecinos. Soportan el cementerio, soportan el rio contaminado, soportan el tráfico por calle estrecha, soporta la iluminación insuficiente, soportan no tener espacios de juego para los niños, soportan no tener espacios donde salir a pasear, soportan el que nadie les limpie la calle, soportan como nadie la distancia de los servicios mas necesarios, soportan un monumento abandonado del siglo II y encima les quieren poner un vertedero delante de sus hocicos.

Todo este asunto se resuelve en una conclusión. No quisieron pensar, se fueron a lo mas fácil, y zas, toma, ahí lo tenéis. ¿Por qué no se ha buscado otro sitio?  Es curioso que para muchos otros temas, los que conviene, si se estudian, en este caso no hacía falta.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.