LA REBELDIA SE MUEVE EN IZNALLOZ

El día 21 de Junio, a las 11 horas, una riada de honestidad se dirigió desde el INEM hasta la plaza del Ayuntamiento. Eran parados. Durante dos días se le estuvo informando a la ciudadanía sobre los motivos que obligaban a levantar la cabeza y manifestarse, los políticos actuales nos mienten y nos estafan. Quienes tuvieran dignidad y conciencia podían desgañitarse alzando la voz de la impotencia.

                      

                 922687_671922476156177_1772853202_n[1] No hubo miles de personas, y ni siquiera centenares, tampoco aparecieron los que dijeron que asistirían, ellos, tan revolucionarios de boca, es decir los más de 800 parados. Pero acudieron aquellos que sienten y saben que con el silencio su esclavitud se agranda. Fue el SAT, ese sindicato humilde que poco a poco va calando en el corazón de la gente, quien convocó la manifestación. Y se hizo, valla que si se hizo. A los voceros mandados desde el poder no les sirvieron de nada sus consignas intimidatorias. Como gallinas se escondían por las esquinas contando y visualizando quienes iban  para después tenerles en cuenta a la hora de repartir prebendas. Ni del PSOE, ni de IU se sumaron a la manifestación de la honestidad. Los primeros por ser los culpables de la desorientación y retroceso de la clase obrera, los segundos, porque han descubierto que con el poder se llega más lejos. Por una razón o por otra, lo cierto es que no estaban. Esta ausencia da pie a pensar, ¿es que a ellos no les afecta la crisis? ¿Es que de verdad no son parados? Uno de los eslóganes que más se corearon fue aquel que dice “A TI QUE ESTAS MIRANDO, TAMBIEN TE ESTAN ROBANDO”.

                Había razones sobradas para ir a la manifestación. El paro y el enchufismo hacen estragos en Iznalloz. Un alcalde que no cumple sus obligaciones ni respeta los acuerdos es un corrupto de estómagos. Usa a sus anchas los fondos públicos haciendo partido con el hambre de los necesitados, estableciendo con el dedo traidor el orden de los afortunados al trabajo. Y se dijeron verdades durante todo el recorrido. Queremos pan, queremos justicia, queremos trabajo para los de abajo. Pero entre todos los que se dijeron uno sobresalía. Alcalde, escucha el pueblo esta en lucha. Y se remato pidiendo con fuerza el más esperado de todos. ALCALDE, DIMITE, EL PUEBLO NO TE ADMITE.

               Se leyó un escrito de compromiso social por parte del SAT, se le dijo a la gente el porque de la protesta, y lo entendieron. Se les pidió fuerza y compromiso, ya que solo con lucha es posible revertir las cosas. No al enchufismo, no con nuestro dinero.

               Se le entregó al Alcalde el manifiesto preparado. Ni se inmutó. Solo le salía del cuerpo la palabra, que, esto son amenazas. Poco antes se asomaba agazapado entre los cristales y observaba con cara de espanto otra arremetida contra su manera de gobernar.

                Las peticiones del manifiesto son muy fáciles de cumplir:

- Cumplimiento de la Bolsa de Empleo Municipal aprobada en el pleno del 29 de Septiembre de 2012, donde se establecían los criterios de actuación y seguimiento. Con presencia de partidos, sindicatos y  otras entidades que lo deseen existentes en el municipio.

- Reuniones de trabajo periódicas entre la Concejalía de Asuntos Sociales y la comisión  de asesoramiento y seguimiento.

- Reuniones de trabajo periódicas entre el Ayuntamiento y la comisión de asesoramiento y seguimiento para estudiar los criterios a seguir en las listas de las Bolsas de Empleo, cursos de Escuela Taller, Casa de oficios y Talleres de Empleo

- Reunión de trabajo de la comisión de asesoramiento y seguimiento con el equipo de gobierno municipal para madurar la posibilidad de negociar un acuerdo de cesión temporal de tierras con soporte municipal para los parados que deseen trabajarlas.

           Y concluyó el acto, después de explicar a los ciudadanos que estoicamente aguantaron el regreso de la comisión que entregó el manifiesto. Se les dio las gracias a los que no vinieron a la manifestación. Los que no vinieron, ellos solos se situaron y ya saben que solo sirven para inclinar la cabeza ante el poderoso, y se sienten ridículos revindicando sus derechos. Lo lamentable de todo esto, es que encima se llaman de izquierdas. Tururú….

Si el alcalde no cumple las peticiones realizadas,  el SAT seguirá peleando. Dicho queda.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.