PSOE+VALDIVIA, LE BAJAN LOS IMPUESTOS A 7 BARES

Los que hoy tienen la responsabilidad de gobernar Iznalloz, han perdido el norte. En un mismo pleno, PSOE+VALDIVIA, han realizado dos contradicciones. Una, subir impuestos a quienes no pueden pagarlos para hacer frente al Plan de Ajuste. Otra, bajarle impuestos a quienes sí pueden pagarlos.

     En el Pleno último (30/05/2013), salió a relucir el pacto encubierto de Ruiz Valdivia con el alcalde Mariano. Con poco ruido y  a escondidas montaron una operación para reforzar la imagen del hombre que lento, pero imparablemente, está destruyendo a  Izquierda Unida en Iznalloz. Necesitado como está esta persona de mejorar su imagen tras haberse vendido al PSOE local, le tienen que aceptar los socialistas sus enjuagues aunque estos sean incongruentes. Los socialistas, que necesitan mantener la mayoría para ocultar su gestión, lo cuidan y miman como oro en paño y se ven obligados a seguirle el juego.

Suben a los pobres, bajan a los que pueden pagar.

Saben los del PSOE de Iznalloz, que un resbalón les quita el sueldo, por eso actúan con celeridad a las propuestas del viejo político renovado tras 20 años de vacaciones. En el Pleno mencionado, y en el punto tercero del mismo, se ratificaban PSOE+IU, votando juntos, como en todo lo que se lleva de legislatura, subir los impuestos a los ciudadanos de Iznalloz, única formula para hacer frente a la terrible deuda que los socialistas le han endosado a las generaciones presentes y futuras (4 millones de euros solo en créditos bancarios) y 10 en el conjunto, aumentando el Agua, la Rústica, el Cementerio y otros). Se quedaron solos defendiendo lo indefendible. Aunque después de ausentarse el PIMOG, el resto de los grupos les siguieron en comparsa. Los primeros hundiendo a Iznalloz. (PSOE), los segundos, (IU) apuntalándolos para que no se caigan, y el PP, y el Independiente de Domingo Perez, haciendo de muletas.

En un punto presentado como URGENTE, sin pasar por la Comisión Informativa de Hacienda, que es preceptivo, sin que se hubiera puesto en marcha el expediente necesario que justificara la necesidad de la urgencia, (se trataba de dinero y se llevan 7 años sin hacer presupuestos), y además sin que nadie supiera de qué se trataba. Habían urdido tratar de tontos a los miembros de la oposición presentándoles un punto para la venta de la utilidad del susodicho Valdivia y cuya propuesta era bajar a 7 bares de Iznalloz la tasa por “la ocupación de la vía pública con mesas y sillas el 50%”. , es decir, pasar de 100 euros por mesa y sillas durante todo el año a 50 euros.

 El asunto puesto sobre la mesa era ridículo y era una burla a la ciudadanía de Iznalloz. Mientras que a unos se les aumentan los impuestos, a otros se los rebajaban. Y se les escapó el aire con el PIMOG, que desmontó la estrategia para posteriormente ausentarse del pleno para no participar en el circo en el que se ha convertido el Ayuntamiento, y dejando a los que aman Iznalloz por encima de todas las cosas, robándole a unos para dárselo a otros, en este caso de los que menos tienen a los que más pueden. 

El triste argumento del alcalde fue que no había tenido tiempo para informar a la oposición del punto a tratar. ¡Curioso! Este mismo hombre nos buscaba como el que busca huevos no hace aún mucho tiempo para informarnos de que estaba a nuestra disposición el informe de la Guardería que por arte de birlibirloque acabó en manos de su familia política. Una inversión del Plan “E” por importe superior a 800.000 €. Así actúa y así se le conocerá a este político.

Nadie vio el escrito presentado, se hubieran reído de su redacción. El argumento esgrimido es la crisis, como si solo los bares tuvieran crisis. Aquí todo el mundo lo está pasando mal. Con ese argumento tendríamos que bajarle a todo el mundo, y que se sepa, Iznalloz tiene prohibido dar y recibir subvenciones que impliquen aportación municipal. No nos extraña esta forma de actuar, es una escuela, la escuela del ordeno y mando. Bajar 50 € a 7 bares es un agravio comparativo que a no tardar mucho se volverá en contra de quienes tan alegremente votaron que sí.

Viva la miseria, viva el despilfarro, viva la demagogia. No es extraño que Iznalloz sea el último en todo de la Provincia, con estas mimbres los cestos no pueden ser buenos.  

 

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.