Iznalloz está vivo

El descontento generalizado de como se está gestionando Iznalloz afloró el pasado día 21 de junio en una manifestación que expresó sus quejas con voz firme

Manifestación 21 de junio de 2013El día 21 de Junio, una riada de honestidad se dirigió desde el INEM hasta la plaza del Ayuntamiento. El descontento por cómo se viene gestionando Iznalloz afloró en unos pocos ciudadanos que unidos a través del sindicato del SAT, dieron rienda suelta a sus quejas.

Es ya un escándalo el comportamiento del equipo de gobierno con su Alcalde Mariano Lorente, que un día tras otro designa a dedo quién trabaja y quién no en el Ayuntamiento. Maquillan listas, se incumplen acuerdos, y se derrocha el dinero de todos. Nada positivo se observa de las enormes cantidades de dinero que se gastan.

Si se sumara el dinero gastado en limpiar la calle central de Iznalloz, nos quedaríamos asombrados. Cientos de petos amarillos se acumulan a lo largo de la calle, todo eso pagado con dinero público. Así era el antiguo paro. Oleadas de hombres y mujeres se repartían por acequias, muretes, y solares abandonados. Pareciera que no hemos evolucionado. Ningún programa con cara y ojos, solo escoba.

Manifestación 21 de junio de 2013La manifestación tenía lógica y sentido. Quienes estuvieron aportaron dignidad y conciencia. Estuvieron en su sitio. Se desgañitaron alzando la voz de la impotencia.  No hubo miles de personas, y ni siquiera centenares. Tampoco aparecieron los que dijeron que asistirían, ellos, tan revolucionarios de boca, estaban esperando acontecimientos. Más de 800 parados tiene Iznalloz, pero curioso, ese día tenían cosas que hacer.  Ja, Ja y Ja.  Pero acudieron aquellos que sienten y saben que con el silencio su esclavitud se agranda. Fue el SAT, ese sindicato humilde que poco a poco va calando en el corazón de la gente, quien convocó la manifestación. Y se hizo, vaya que si se hizo. A los voceros mandados desde el poder no les sirvieron de nada sus consignas intimidatorias. Como gallinas se escondían por las esquinas contando y visualizando quiénes iban  para después tenerles en cuenta a la hora de repartir prebendas. Ni del PSOE, ni de IU se sumaron a la manifestación de la honestidad. Los primeros por ser los culpables de la desorientación y retroceso de la clase obrera, los segundos porque han descubierto que con el poder se llega más lejos. Por una razón o por otra, lo cierto es que no estaban. Esta ausencia da pie para pensar, ¿es que a ellos no les afecta la crisis? Uno de los eslóganes que más se corearon fue aquel que dice “A TI QUE ESTÁS MIRANDO, TAMBIEN TE ESTÁN ROBANDO”. Y este otro  “ALCALDE, DIMITE, EL PUEBLO NO TE ADMITE”.

 

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.