No existe conciencia, ¿talvez exista miedo?

Los ciudadanos de Iznalloz se encuentran en un serio estado de miedo

Concentracion SAT Iznalloz    No se debe negar la evidencia. Lo que está a la vista no necesita gafas. Iznalloz navega en la apatía y en el desinterés. Así podíamos definir a lo que viene pasando cada vez que las fuerzas que representan a la masa social más desfavorecida de Iznalloz, los parados, los pobres, los desfavorecidos, son convocadas a manifestar su disconformidad con la situación de paro y marginalidad en la que están viviendo.

    Una veces desde el SAT y otras desde el PIMOG, han sido convocados todos y todas l@s descontent@s, que lo son muchos y, en muy pocas ocasiones, han respondido con coraje y energía. En Junio de 2012, se convocaron para crear la Bolsa de Empleo. En abril de 2013, fueron convocados para crear la Asociación de Parados. El 11 de julio de 2013, se convocó para presionar y acabar con las colocaciones a dedo del Alcalde del PSOE. El 13 de Julio de 2013, se convocó para escuchar la palabra de Diego Cañamero, líder del Sindicato del SAT. El 30 de abril de 2014, nueva convocatoria para manifestar delante del INEM, la disconformidad con las políticas de empleo de la Junta de Andalucía y del Gobierno Central. 

    Ha sido en esta última ocasión donde se ha comprobado la miseria y el miedo de la ciudadanía. Pocas, muy pocas personas de Iznalloz acudieron. Esta actitud demuestra bien a las claras en qué estado de descomposición y miedo se encuentran los ciudadanos más desfavorecidos, hombres y mujeres parados que han asumido inclinarse a ir a pedir trabajo al alcalde y se niegan a reivindicarse delante de un estamento que está para dar soluciones vía Ministerio de Trabajo. Mal, muy mal vamos. Cuando se inclina la tez y el miedo atenaza las palabras de los que pasan hambre, y hay miedo a que te vean, ya no hay solución, lo que aparece es sumisión, hambre, miseria, miedo e inclinación del torso. Quienes han asumido este rol, ya saben su destino. En sus manos está el poder cambiarlo, o al menos, luchar para hacerlo posible. Alguien dijo que quien no se mueve no escucha el ruido de sus cadenas.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.