¿A qué espera Don Mariano?

   Como por desgracia viene siendo costumbre en Iznalloz en los últimos meses antes de unas elecciones, el dinero público está al servicio del Sr. Alcalde para disponer de él a conveniencia de su persona y figura para ir engañándonos una y otra vez con falsas promesas y vanos propósitos con el fin de perpetuarse en el poder.

        De nada sirve que los fondos de empleo lleguen a Iznalloz en septiembre de 2014 si los beneficiarios tienen que esperar hasta que Don Mariano ejerza su dedazo cuando a él le conviene para asegurarse la reelección. Es la tónica habitual, si un parquecito de columpios se tiene que tirar cerrado 8 meses para que lo inaugure Don Mariano justo antes de las elecciones, pues se cierra. Es la cortina de humo de un dirigente que está llevando a Iznalloz al precipicio del abandono y la miseria, de un dirigente que no cumple sus promesas electorales, 17 ha cumplido de los cientos que propuso, algunas de ellas tan eficaces como el apoyo a las asociaciones de animales.

       ¿Qué pasó con su promesa estrella de hace 4 años en la que ya nos veíamos transitando por la nueva autovía de Darro-Iznalloz? Pues que nada se ha hecho, que la hizo para embaucar porque además no dependía de él, que la oficina que había en Iznalloz se desmanteló después de las elecciones, que supieran que no había dinero para ejecutarla y a pesar de eso nos la vendieron como inminente y fruto de la diligencia de Don Mariano. Totalmente falso.

       Y la vida sigue, y los años pasan, e Iznalloz y sus vecinos cada vez están más frustrados por la pérdida de credibilidad y abandono de sus dirigentes, que sólo se acuerdan de mirar a su alrededor una vez cada cuatro años, y casi siempre para añadir más hartazgo.

      Hoy se nos desmarca Don Mariano, vía Facebook por supuesto (algún día se acordará también de la radio local que contribuyó a cerrar él mismo), diciendo que va a recomponer la banda de música municipal de la que se ha desentendido durante 8 largos años. Niños y niñas con 10 años e inquietudes musicales ahora tienen 18 años y están a punto de entrar en la universidad, ya con sus inquietudes vencidas por el tiempo que Don Mariano ha tardado en prestarles atención.

         Y así una, y otra, y otra, a cuál más gorda, nuestro máximo responsable local nos trata como a parvularios a los que se puede contentar con unos caramelitos cada cuatro años. Ya está bien.

  En la explanada de “Los Terrazos”, unos contenedores a estrenar esperan el momento de gloria de Don Mariano para ponerse al servicio de los vecinos y vecinas de Iznalloz.

 

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.