PIMOG, AL LADO DE LA TRANSPARENCIA

El pasado 12 de noviembre y a través del gabinete de prensa del PP en Granada, el equipo de gobierno municipal de Iznalloz formado por PP y PIMOG, hicieron público a través de los medios la denuncia presentada en el Juzgado contra el ex-alcalde Mariano Lorente, al entender vista la documentación existente en el Ayuntamiento que se ha venido practicando una actuación presunta de prevaricación continuada en el tiempo de contrataciones a dedo y otras actuaciones en materia de partidas finalistas.

Los cerca de dos centenares de reparos existentes interpuestos por Intervención y otros departamentos advirtiendo de la presunta irregularidad que se estaba cometiendo y al que se le hizo permanentemente oídos sordos por parte de Mariano Lorente, viene a demostrar que el modo de gestionar era el ordeno y mando. Las reiteradas peticiones por parte de la oposición requiriendo los reparos emitidos, obligación que se tiene de llevar a pleno cada vez que se producen, y la negativa a entregarlos por parte del  anterior equipo, deja bien a las claras que algo no se estaba haciendo bien.

El argumento de que en Iznalloz existe un alto indice de desempleo y pobreza, caso que es cierto,  no puede ser la excusa para saltarse las normativas y las leyes cada vez que a uno le viene en gana. Es curioso que esa decisión de contratar a dedo siempre se hacia desde la alcaldía y nunca desde la corporación en pleno, ya que jamás se convocó a la oposición para comunicarle que se estaba actuando prescindiendo de las normas de contratación. Igualmente llama poderosamente la atención que un porcentaje elevadísimo de estas persona a las que el ex-alcalde llama “familias en estado de grave necesidad” tenían el carnet de su partido.

Visto el proceder y la negativa a informar, ha quedado patente  que lo que se hacia no era repartir justicia ayudando a los necesitados, mas bien era un control de enorme influencia política al decidir una persona sola quien trabajaba y quien no.

En opinión del PIMOG, no cabe duda que lo que se ha venido haciendo durante años ha sido tejer una red de clientelismo con el dinero de todos en beneficio de un color concreto. Ante esta situación, denunciada una y otra vez por el PIMOG a través de sus medios, nos posicionamos contra esta forma de proceder que prescinde de la transparencia en beneficio de las mafias. Deben ser los tribunales quienes de una manera honesta pongan las cosas en su sitio. Políticos de este estilo sobran, son estos quienes hieren de muerte la democracia y alejan a las personas de la acción noble de hacer política

 La posición adoptada por parte del PIMOG, ha sido de total respaldo a la actuación emprendida y la denuncia interpuesta por entender que solo con la transparencia y el buen hacer se conseguirá recuperar la democracia perdida en el Ayuntamiento.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.