UNA OLA QUE NO CESA

Desde la dirección del PIMOG, apoyamos las muestras de interés que desde el ayuntamiento de Iznalloz se adoptan contra los actos de vandalismos que ocurren en la población.   Nadie es impune y, con toda seguridad, mas pronto que tarde serán llevados al lugar que les corresponde. Todas las medidas tendentes a descubrirlos serán bienvenidas.

UNA OLA QUE NO CESA.

Escribió Miguel Hernández un libro de poemas titulado “El Rayo que no cesa”, enunciado que da pie a escribir casi con las mismas palabras lo siguiente: “Los robos que no cesan en Iznalloz”.

En la corporación municipal existe una seria preocupación por los robos que sufrimos en nuestra población. La agudeza de la crisis económica ha acarreado un aumento en este tipo de actividad delictiva. Con frecuencia tenemos noticia de personas que han visto allanadas sus propiedades aunque no hubiese nada de valor en ellas.

Por desgracia, este fenómeno también se ha intensificado en los inmuebles municipales. Y lo peor es que pese a las medidas de refuerzo y protección contra intrusos que se vienen adoptando en las instalaciones municipales, los ladrones siempre encuentran la manera y el lugar por el que conseguir hábilmente su objetivo de saqueo. Ello nos mueve a pensar que se ha pasado de perpetrar robos ocasionales, motivados por unas necesidades puntuales, a un saqueo continuo en el que sus autores han basado una actividad económica tomando nuestros bienes con nocturnidad y alevosía para comerciar con ellos de forma habitual.

Desde el Ayuntamiento queremos informar a la población, que se está trabajando para descubrir a los responsables de tanto atropello, en estrecha colaboración con la Guardia Civil y su Unidad de Policía Científica, y pedimos la colaboración ciudadana para hacernos llegar cualquier circunstancia o incidencia que nos pudiera ayudar a atrapar a estos amantes de lo ajeno.

Gracias por su colaboración.

Publica un Comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.